DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Textos y transcripciones

Declaración del vicepresidente Biden ante el fallecimiento de Nelson Mandela

06 diciembre 2013

LA CASA BLANCA

Oficina del vicepresidente
5 de diciembre de 2013

Declaración del vicepresidente ante el fallecimiento de Nelson Mandela

Nelson Mandela dijo una vez que “una buena cabeza y un buen corazón hacen siempre una combinación formidable”. La sabiduría y la compasión de Mandela fueron suficientemente formidables como para cambiar el mundo. Primero, su valor y luego su capacidad de perdonar nos inspiró a todos, nos desafió a todos a hacer mejor las cosas. Como dijo el poeta sudafricano Peter Horn: Mandela “soñó el mundo de otra manera”. Yo conocí su mundo como era, cuando visité Sudáfrica siendo senador a los 34 años. Cuando salí del avión me indicaron que pasara a un lado de la pista, mientras los congresistas afroestadounidenses que viajaban conmigo eran enviados por otro lado. Me negué a separarme y los funcionarios finalmente cedieron. Cuando intenté entrar en el poblado de Soweto con los congresistas Andrew Young y Charles Diggs, recuerdo sus lágrimas de rabia y tristeza. Gracias al valor y la compasión de Nelson Mandela el mundo ha cambiado. Seamus Heaney, uno de mis poetas irlandeses favoritos, escribió una vez que: “la Historia dice que a este lado de la tumba no hemos de esperar nada. Pero, de pronto en la vida surge la siempre esperada oleada de justicia, y la esperanza hace rima con la justicia”. En manos de Nelson Mandela, esperanza y justicia hicieron rima. Este es un mundo mejor porque Nelson Mandela estuvo en él. Fué un hombre bueno.