DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Textos y transcripciones

Declaraciones del secretario Kerry ante el fallecimiento de Nelson Mandela

06 diciembre 2013

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS
Oficina del Portavoz
5 de diciembre de 2013

DECLARACIÓN DEL SECRETARIO KERRY

Fallecimiento de Nelson Mandela

El largo ‘camino hacia la libertad’ de Madiba le dio un nuevo significado a las palabras valor, carácter, perdón y dignidad humana. Ahora su largo caminar ha concluido, pero el ejemplo que ha dejado para toda la humanidad perdurará. Será recordado como pionero de la paz.

Hay algunas personas realmente valientes en este mundo que uno conoce y que le hacen cambiar a uno para siempre tras haber tenido esa experiencia. Nelson Mandela sigue siendo el héroe de Teresa, una persona que cuando era joven la inspiró a manifestarse junto con sus compañeros de clase contra el apartheid. Tuvimos el honor de sentarnos con Mandela en el Día de Acción de Gracias en 2007. Me impresionó lo cálido, abierto y sereno que era. Visité su pequeña celda en la prisión de la isla de Robben, un cuarto con apenas suficiente espacio para tumbarse o estar de pie, y aprendí que el brillo de la roca blanca de la cantera dañó su vista permanentemente. Me impresionó incluso más lo increíble que era cuando, tras haber pasado 27 años encerrado, cuando la vista se le había dañado debido a las condiciones a las que estuvo sometido, este hombre todavía podía entender lo que servía mejor a su país e incluso abrazar a los propios carceleros que lo mantuvieron encerrado. Esta es la historia de un hombre cuya capacidad de ver no estaba en sus ojos sino en su conciencia. Es difícil imaginar que ninguno de nosotros pueda hacer acopio de semejante fortaleza de carácter.

Nelson Mandela no conocía el odio. Rechazaba la recriminación en favor de la reconciliación y sabía que el futuro exige que superemos el pasado. Ofreció todo lo que tenía para sanar a su país y liderarlo hacia la comunidad de naciones; incluso insistió en renunciar a su cargo para garantizar que hubiera una transferencia pacifica del poder. Hoy, personas de todo el mundo que anhelan la democracia ven al país de Mandela y a su constitución democrática como un ejemplo esperanzador de lo que es posible.

Teresa y yo nos sumamos a aquellos en el mundo que rinden homenaje a la vida de este gran hombre. Transmitimos nuestro más profundo pésame a su esposa, Graça, a su familia, al pueblo de Sudáfrica y a todos los que hoy disfrutan de la libertad por la que Madiba luchó toda su vida.