DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Textos y transcripciones

Declaración del presidente Obama sobre la trata de personas

16 marzo 2012

A continuación una traducción de la declaración del presidente Obama sobre la trata de personas, emitida el 15 de marzo:

LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
15 de marzo 2012

Declaración del presidente sobre la reunión del Grupo de Trabajo Interagencial de Vigilancia y Lucha contra la Trata de Personas

Hace casi 150 años, al a emitir la Proclama de Emancipación, el presidente Abraham Lincoln reafirmó el compromiso de Estados Unidos con la causa perdurable de la libertad. Entonces, como ahora, nos mantenemos firmes en nuestra determinación de ver que todos los hombres, mujeres y niños tengan la oportunidad de realizar el más grande de los dones. Sin embargo, millones de personas en todo el mundo, incluso aquí en Estados Unidos, sufren dificultades bajo el yugo de la esclavitud moderna. Madres y padres se ven obligados a trabajar en los campos y las fábricas contra su voluntad o en servicio de deudas que no pueden pagarse. Hijos e hijas son vendidos para el sexo, secuestrados como niños soldados o forzados al trabajo involuntario. En los rincones oscuros de nuestro mundo, y ocultos a plena vista en nuestras comunidades, se explota a los seres humanos con fines de lucro y se los somete a crueldades terribles.

La esclavitud sigue siendo la afrenta que siempre ha sido a la dignidad humana y la mancha en nuestra conciencia colectiva. Es por ello que los miembros de mi gabinete y mis principales asesores se reunieron hoy en la Casa Blanca, en una reunión presidida por la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, para presentar sus planes para responder a este desafío. Estados Unidos está comprometido a erradicar la trata de personas, y usaremos instrumentos que incluyen desde la aplicación de la ley y la prestación de servicios a las víctimas, hasta la creación de conciencia pública y la presión diplomática. Puesto que sabemos que los esfuerzos del gobierno no son suficientes, aumentamos también nuestras asociaciones con una amplia coalición de comunidades locales, organizaciones religiosas y no gubernamentales, escuelas y empresas.

Para reunir a todos estos elementos, y para estar seguros de que aumentemos al máximo nuestros esfuerzos, hoy ordeno a mi gabinete que encuentre maneras de fortalecer nuestro trabajo actual, y de ampliar las asociaciones con la sociedad civil y el sector privado, para que podamos aportar más recursos a la lucha contra esta terrible injusticia. En las próximas semanas la Casa Blanca se basará en esta reunión en nombre de la dignidad humana. Estoy seguro de un día terminaremos con el flagelo de la esclavitud moderna, porque creo en las personas dedicadas a combatirlo: los jóvenes, personas de toda fe y condición, y los estadounidenses que se niegan a aceptar esta injusticia y no descansarán hasta que sea derrotada. Hoy, reafirmo que Estados Unidos está con ellos, y que juntos haremos realidad la promesa de la Proclama de Emancipación y el ideal de libertad de nuestro país.