DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Textos y transcripciones

Discurso de Clinton sobre estrategia internacional de EE.UU. para el ciberespacio

17 mayo 2011

A continuación una traducción del discurso pronunciado el 16 de mayo por la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton sobre la Estrategia Internacional para el Ciberespacio:

Departamento de Estado de Estados Unidos
Oficina del Portavoz
16 de mayo de 2011

Declaraciones de la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton en la presentación de la Estrategia Internacional para el Ciberespacio, propuesta por la administración Obama

16 de mayo de 2011
La Casa Blanca
Washington, D.C.

SECRETARIA CLINTON: Bien, muchísimas gracias. Como se puede suponer con la presentación de John, estamos muy contentos que haya llegado este día. Estamos muy satisfechos con la extraordinaria labor que se ha hecho en el gobierno con la presentación de la Estrategia Internacional para el Ciberespacio, y esperamos colaborar con el sector privado, con otros países y con otros que compartan la meta que establece este nuevo documento, que realmente trata de cumplir con la meta estipulada desde el comienzo, y es que Estados Unidos se dedique a nivel internacional a fomentar una infraestructura de comunicación abierta, interoperable, segura y confiable, que respalde el comercio internacional, refuerce la seguridad internacional e impulse la libre expresión y la innovación. Para alcanzar esta meta, crearemos y sostendremos un entorno en el que las normas de conducta responsables orienten las actividades de los Estados, apoye las alianzas y favorezca el estado de derecho en el ciberespacio.

Se trata de una política que resume en gran modo lo que Estados Unidos busca. Muchos de ustedes que representan a gobiernos de otros países, así como a empresas del sector privado o a fundaciones o grupos de la sociedad civil, comparten nuestro compromiso de asegurarnos que Internet permanezca un entorno abierto, seguro y libre, no solo para las dos mil millones de personas que actualmente participan en línea electrónica, sino también para los miles de millones que estarán en Internet en los próximos años.

Lo que puedan hacer en el ciberespacio, ya sea intercambiar abiertamente ideas y opiniones, explorar libremente los temas que les interesan, estar a salvo de los delincuentes cibernéticos y participar en actividades profesionales y personales, confiados en que al hacerlo se mantendrá su privacidad y su seguridad, depende en gran parte de las políticas que adoptemos conjuntamente.

Ahora bien, muchos de ustedes saben que el Departamento de Estado ha asumido una posición como líder en el tema de libertad en Internet, y puedo ver a Alec Ross, que ha dirigido nuestros esfuerzos en ese aspecto. Este es uno de los aspectos críticos de la política cibernética. Pero sabemos muy bien que la cantidad de temas parecen ampliarse infinitamente, y necesitamos elaborar, desplegar y coordinar las políticas que aborden una amplia variedad de temas cibernéticos. Esto es lo que la Estrategia Internacional de Estados Unidos para el Ciberespacio nos tiene que ayudar a hacer. Porque, como ha dicho John, aúna por primera vez en un único marco de referencia, todas las políticas que Estados Unidos pretende aplicar con un enfoque integrado con todo el gobierno.

También articula por primera vez todos los principios que orientan nuestra tarea, aquellos que nutren a nuestra política exterior, como por ejemplo la defensa de nuestras libertades fundamentales, entre las que se incluyen a la libertad en Internet, y todos los demás aspectos de esta policía a las que mis colegas se referirán. Queremos resolver todos los temas difíciles y desafíos que ofrece el ciberespacio. Y sabemos muy bien que todo lo que hayamos escrito hoy tendrá que seguir actualizándose a medida que surjan nuevos desafíos y oportunidades. Dado que Internet ofrece nuevas maneras para que los pueblos ejerzan sus derechos políticos, también, como hemos visto claramente en meses recientes, les concede a los gobiernos nuevas herramientas para frenar la disensión. Y si bien Internet crea nuevas oportunidades económicas para personas en distintos puntos del espectro del desarrollo, también les ofrece a los delincuentes nuevas avenidas para robar los datos personales y la propiedad intelectual. Y si bien Internet facilita a los gobiernos, y a la gente, la colaboración más estrecha entre las fronteras, también presenta nuevos terrenos para el conflicto, cuando los Estados u otros actores, perturban deliberadamente el funcionamiento de las redes o cuando los terroristas utilizan Internet para organizar atentados.

Por ese motivo, queremos maximizar la tremenda capacidad de Internet para acelerar el progreso humano, y al mismo tiempo perfeccionar nuestras respuestas y herramientas para afrontar las amenazas, los problemas y las disputas que son parte del ciberespacio.

Con respecto a esta estrategia, quiero señalar claramente lo que no es. No se trata de una serie de preceptos, y esa es una distinción importante. Porque a medida que tratamos de lograr un ciberespacio abierto, interoperable, seguro y confiable, no existe un único enfoque directo para alcanzar esta meta. Tenemos que crear consenso mundial en torno a una visión compartida para el futuro del ciberespacio, para asegurarnos de que sirva, y no impida, a las aspiraciones sociales, políticas, económicas y políticas de personas en todo el mundo. Eso solo puede ocurrir por medio de una democracia paciente, persistente y creativa.

Por tanto, la estrategia establece siete prioridades de políticas clave que serán el foco de nuestro alcance diplomático a partir de ahora, a saber: primero, la participación económica para impulsar la innovación y el comercio y al mismo tiempo proteger la propiedad intelectual; segundo, la seguridad cibernética para proteger nuestras redes y fortalecer la seguridad internacional; tercero, la aplicación de la ley para mejorar nuestra capacidad de respuesta a los delitos informáticos, lo que incluye el fortalecimiento de leyes y reglamentos internacionales según corresponda; después, la cooperación militar para ayudar a nuestras alianzas a hacer más juntos para afrontar las amenazas cibernética y al mismo tiempo garantizar que nuestras redes militares continúen protegidas; siguiente, una gobernabilidad de Internet de múltiples partes interesadas para que las redes funcionen de la manera que deben; después, [impulsar] el desarrollo que respalde la aparición de nuevos socios al ayudar a los países a desarrollar sus infraestructuras digitales y crear sus capacidades para defenderse contra las amenazas cibernética; y por último, pero para nosotros muy importante, la libertad en Internet. Queremos hacer más para proteger la privacidad y garantizar las libertades fundamentales de expresión, asamblea y asociación, tanto en Internet como fuera [del mundo digital]. Juntas, estas siete prioridades integran un nuevo imperativo de política exterior para el cual el Departamento de Estado se ha estado preparando y en el que continuará desempeñando un papel principal.

Lo que intentamos hacer para fomentar estos imperativos es integrar los asuntos cibernéticos en todos nuestros programas, desde la cooperación con otros países para detener a los cárteles delictivos, pasando por nuestra diplomacia económica, hasta nuestro apoyo a mujeres y niñas en todo el mundo. Hemos creado nuestra agenda de estado para el siglo XXI con la finalidad de aprovechar nuevas tecnologías para lograr nuestras metas diplomáticas y de desarrollo, y queremos continuar ejerciendo presión en ello con los socios que vemos que están aquí con nosotros. Patrocinamos iniciativas dirigidas a crear capacidad en todo el mundo para así ayudar a más países a desempeñar un papel mayor en Internet. Y como nuestro enfoque en la libertad en Internet claramente describe, apoyamos los esfuerzos de los activistas de derechos humanos y de la democracia para asegurar que tengan acceso a un Internet abierto. Financiamos programas de vanguardia dirigidos a darles las herramientas y el conocimiento para comunicarse de manera eficaz y segura para difundir su mensaje, incluso cuando los gobiernos intentan silenciarles o impedirles acceso a Internet.

Con la finalidad de coordinar éstas y otras iniciativas, hemos creado la nueva Oficina del Coordinador para Asuntos Cibernéticos. Chris Painter, experto en este campo desde hace mucho tiempo, está ahora trabajando en el Departamento de Estado después de haber prestado servicio en la Casa Blanca y en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC), donde ayudó a elaborar la estrategia que hoy damos a conocer. La oficina de Chris está haciéndose cargo en el Departamento de Estado cuando colaboramos con otros países y asociados para fomentar estas amplias metas.

Ahora estamos pasando a la siguiente etapa de nuestra participación en el ciberespacio basándonos en esta estrategia, y estamos observando la manera en que los países ajustan sus propias políticas y enfoques. Sabemos que no podemos tener debates dispares o aislados, ya que muchos países han empezado a enfocarse más en las políticas de Internet y hay más ciudadanos en línea, y con demasiada frecuencia los diálogos internacionales que hemos tenido sobre los asuntos cibernéticos abordan cada uno de estos desafíos por separado. Nuestros diplomáticos se reúnen con sus contrapartes para hablar sobre delitos informáticos, luego en otra ocasión sobre la libertad en Internet y finalmente en una tercera ocasión sobre la seguridad de las redes.

No estamos abordando estos asuntos a nivel internacional de modo coordinado e integrado, y por ello ahora nos basaremos en nuestra estrategia. Nuestra esperanza es que lean esta estrategia, que participen con nosotros en ella, que la examinen, que entiendan nuestros principios y nuestro enfoque, y que entonces se sumen a nosotros para llevarla a la práctica. Estamos viendo el ciberespacio transformarse antes nuestros propios ojos. Ahora, tenemos que dar forma a esa transformación y estamos entusiasmados con que esta estrategia nos aporte el plan que seguiremos de ahora en adelante. Espero con interés trabajar con ustedes en los próximos meses para traducir esta estrategia en acción. Ahora tengo el placer de presentarles a mi colega, el secretario de Justicia Eric Holder. (Aplausos).

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html )