DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Publicaciones

Rebatir las noticias falsas y negativas

En resumen

17 abril 2012
Un blog de la Casa Blanca (AP Images)

Un videoblog de la Casa Blanca aclara la política económica del presidente Obama. Los medios sociales pueden ayudar a rebatir al instante las noticas falsas o tendenciosas.

Este ensayo es parte del manual “Una oficina de prensa responsable en la Era Digital”, publicación de la Oficina de Programas de Información Internacional.

Suele ocurrir alguna vez que los medios de prensa publique, a propósito, noticias que no son ciertas, aunque la mayor parte de las veces los informes erróneos se hacen por equivocación. El portavoz debe actuar de inmediato, si lo citan incorrectamente en un artículo o se difunde una información errónea. El portavoz debe corregir la información errónea usando la prensa digital o comunicándose con el reportero o redactor de la noticia. No debe hacer ninguna amenaza. Debe tener a la manos los datos concretos y esperar que todas las correcciones que haga estén en el registro. El portavoz debe acudir al director de la publicación sólo cuando no tenga una respuesta del reportero.

Se le puede pedir al reportero que se retracte o corrija su error, y muchos funcionarios lo hacen. Pero algunos portavoces consideran que al sacar a relucir de nuevo el tema solo refuerza la mala información en las noticias. Con la prensa en línea electrónica, las noticias incorrectas pueden volver a repetirse a perpetuidad. Por esta razón el camino a seguir puede pedir la corrección.

“Lo que hago depende de la gravedad del error”, dijo el director de comunicaciones de un organismo federal. Por ejemplo no hizo nada cuando el título de un artículo estaba completamente incorrecto, aunque el contenido del artículo era esencialmente correcto. “Lo dejamos pasar”, dijo.

La misma estrategia sirve si el error se comete en una plataforma informativa en los medios sociales, como en un blog. “Por lo general se hacen réplicas, o correcciones, si el artículo o el bloguero son suficientemente prominentes para ser reconocidos y pueden impulsar otra cobertura”, dijo un funcionario del Departamento de Defensa. “Se hacen en forma de un mensaje de correo electrónico urgente enviado por el secretario de prensa u otro portavoz importante a la oficina de prensa, o por medio de un llamado telefónico, a la antigua. Sin embargo, es aquí donde Twitter y otros medios de comunicación social pueden ser sumamente efectivos”.

Los medios de comunicación social permiten difundir la información instantáneamente y actualizarla a medida que sea necesario después. Con los medios de comunicación social se puede hacer una corrección o aclaración sin buscar directamente a un medio o reportero, sin dañar las relaciones.

Es lo que le ocurrió a un organismo del gobierno cuando el personal de comunicaciones consideró que un artículo publicado por un periódico influyente había interpretado erróneamente las declaraciones del jefe del organismo. “Mi jefe no quería confrontar al reportero”, dijo el director de asuntos públicos. En cambio, el jefe del organismo escribió un blog sobre el tema, que rectificó la cuestión sin mencionar al periódico, ni al artículo ni al reportero. El periódico siguió con un nuevo artículo informando correctamente sobre la opinión del funcionario, tal como estaba en el blog. “Cuando se considera que es necesario dejar las cosas correctas, los medios de comunicación social y digitales son una buena vía para decir algo con las palabras propias de uno”, agregó el director de asuntos públicos.

Un error en los medios de comunicación social no necesita ser manejado de manera diferente a un error en un periódico o por radio o televisión. “Manejamos los errores de los blogueros de la misma manera en que lo hacemos con los de la prensa tradicional: ignoramos las cosas chicas y desafiamos las cosas grandes, corrigiendo enérgica y rápidamente la información errónea cuando la cuestión es importante”, dijo un comunicador del gobierno.

La velocidad es crucial y las horas de cierre son cada vez más inmediatas. Es necesario que las respuestas y la información se difundan rápidamente. “No se puede esperar hasta el final del día”, dijo un funcionario del Departamento de Defensa, recordando el ritmo lento de antes para corregir errores con la prensa tradicional. A menos que se actualice o corrija la información rápidamente, “el daño puede estar hecho porque ha estado circulando en línea durante un tiempo”, agregó. Esa es la razón por la que actuar pronto con los medios de comunicación social y móviles para aclarar o corregir información es tan importante y tan fácil.

Algunas veces una forma de refutar la información falsa es cambiar de tema. Cuando un bloguero envió un mensaje de correo electrónico a quienes forman opinión pública en un país que había pertenecido a la antigua Unión Soviética, declarando que había sido asesinada una conocida dirigente opositora, el rumor falso se difundió rápidamente en la blogosfera. La dirigente opositora y su secretaria de prensa pensaron en tres opciones: rechazarar la falsedad diciendo que “la dirigente opositora está viva”, lo cual podía dar credibilidad a la falsedad; no hacer nada, lo cual podía hacer que la falsedad se difundiera más rápido, o invitar a un equipo de televisión a grabar a la dirigente opositora sin hacer referencia al rumor absurdo de manera que el público pudiese ver que estaba viva. En este caso lo mejor fue cambiar la atención a otro tema.

Cuando se sabe que se está por difundirse una información falsa, o sesgada negativamente, el portavoz podría necesitar hacer una declaración pública dando su propia versión del caso, antes de que lo hagan sus críticos. Cuando la opinión pública endurece sus criterios sobre un asunto, es difícil cambiarla.

“Los medios de comunicación social también pueden contrarrestar rápidamente las falsedades enemigas”, dijo al diario The Washington Post Doug Wilson, secretario de defensa adjunto para asuntos públicos en el gobierno del presidente Barack Obama. “La naturaleza instantánea y amplia de los medios de comunicación social son los puntos fuertes, y uno juega esos puntos fuertes en situaciones en las que sabe que los receptores están equipados de la misma manera”.

Los adagios que deben recordarse al enfrentar las noticias falsas y negativas son:

• Decirlo todo. Decirlo primero. Decirlo uno mismo.

• Recordar el antiguo dicho periodístico: “Nunca busques pelea con quien compra tinta por barriles”. Es decir, no hay que buscar una pelea con la prensa. Hay que corregir las noticias erróneas, pero sin señalar culpables.

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html )