DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Publicaciones

Resguardar a la policía: la ciudadanía respalda la labor que tenga ética

13 abril 2011
Dos oficiales de policía se reúnen con ciudadanos (Corbis)

En una fiesta de barrio en Austin, Texas, los oficiales de policía saludan a los participantes.

Por Samuel Walker y Andrea Lorenz

El Dr. Samuel Walker es profesor emérito de justicia penal en la Universidad de Nebraska en Omaha y autor de numerosos informes y artículos sobre responsabilidad policial, supervisión ciudadana sobre la policía y otros aspectos de política sobre justicia penal. Dos de sus libros publicados son The New World of Police Accountability(El nuevo undo de responsabilidad policial) y Police Accountability: The Role of Citizen Oversight (Responsabilidad policial: el papel de la supervisión ciudadana).

Andrea Lorenz es periodista y vive en Austin, Texas.

La gente en todo el mundo reconoce el nombre Rodney King. Aunque el incidente, grabado en video en el cual oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles aporrean a King ocurrió en 1991, su nombre todavía es representativo de mala conducta policial.

Lo que poca gente sabe, sin embargo, es que el trágico incidente de King impulsó al Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) a establecer lo que muchos expertos describen como la forma más efectiva que existe de supervisión ciudadana sobre la policía. En efecto, la manera en que la Junta de Supervisores de Los Ángeles y el Departamento del Alguacil respondieron al incidente de Rodney King muestra que los organismos policiales y los cuerpos del gobierno a los que ellos responden pueden aprender de casos de mala conducta policial y tomar medidas para corregir las políticas y prácticas que permiten que ocurra esa mala conducta.

RESPUESTA POSITIVA A UN INCIDENTE NEGATIVO

Tras el incidente de Rodney King, la Junta de Supervisores de Los Ángeles y el Departamento del Alguacil emprendieron un examen del departamento del alguacil que estudió detalladamente una cantidad de asuntos, incluso tiroteos en los que participaron oficiales, uso de fuerza física, oficiales problemáticos, entrenamiento de oficiales, la cultura interna del departamento y la necesidad de más responsabilidad ante el público. El informe resultante recomendó la creación de un proceso permanente de supervisión ciudadana para mejorar la responsabilidad pública, incluso un cuerpo independiente para vigilar la oficina del sheriff. En 1993 se creó la Comisión Asesora Especial al Departamento del Alguacil de Los Ángeles con personal permanente, lo cual señaló el nacimiento del “modelo de auditoría” de vigilancia ciudadana, una de las dos clases de programas de supervisión policial que existen en Estados Unidos. (El otro modelo típicamente involucra una junta inspectora de ciudadanos voluntarios a tiempo parcial que se concentra en quejas específicas).

La Comisión Asesora Especial consiste de un equipo de expertos con autoridad plena para inspeccionar y vigilar cualquier aspecto de las operaciones del departamento del sheriff. La Comisión Asesora Especial, que continúa en la actualidad, ha emitido 29 informes públicos semestrales dedicados a las cuestiones más graves relacionadas con la responsabilidad policial: uso de la fuerza, juicios contra el departamento, cuestiones de personal, administración de las estaciones del distrito y una cantidad innumerable de otros asuntos. La vigilancia e informes periódicos de la Comisión Asesora Especial sobre las querellas civiles contra la oficia del sheriff han reducido el número de juicios contra el departamento y los montos de los arreglos monetarios pagados a los denunciantes.

Las recomendaciones de la Comisión Asesora Especial han conducido en muchos casos a cambios en la política del departamento, resultando en una conducta policial más ética y humana. Por ejemplo, en 1993 la Comisión Asesora Especial examinó la unidad canina del departamento y descubrió que sus políticas no eran consecuentes con las mejores prácticas reconocidas: a los perros de la oficina del sheriff se los entrenaba a morder al encontrar un sospechoso en vez de ladrar. La recomendación de la Comisión Asesora Especial resultó en un cambio de política, reduciendo el 90 por ciento de los casos de personas mordidas por los perros de la oficina del sheriff.

Cinco años después la Comisión Asesora Especial investigó la problemática atribulada Estación Century, una dependencia de la oficina del alguacil ubicada en una de la ciudad zona de alta criminalidad, debido al alto número de tiroteos en que participaron oficiales de policía. Descubrió que la raíz del problema residía en una serie de prácticas administrativas malas. La cantidad de tiroteos declinó significativamente después que esas prácticas fueron corregidas siguiendo las recomendaciones de la Comisión Asesora Especial de aumentar el nivel de supervisión y reducir el número de oficiales en período de prueba en la estación.

En el Condado de Los ángeles, la Comisión Asesora Especial también fomentó una cultura de franqueza y responsabilidad dentro de la propia oficina del sheriff. Como resultado, en 1991 el alguacil creó la Oficina de Inspección Independiente como una dependencia adicional de responsabilidad interna que ha complementado las acciones de la Comisión Asesora Especial, duplicando la magnitud de la franqueza y responsabilidad pública.

CORRECCIÓN DE LAS CAUSAS DE MALA CONDUCTA

El modelo de auditoría ha probado ser una de las formas más eficaces de supervisión ciudadana. En Los Ángeles y en otras partes hay ahora más de 100 programas que brindan supervisión ciudadana sobre la policía.

Los logros de la Comisión Asesora Especial ilustran porqué muchos expertos consideran al modelo de auditoría de supervisión ciudadana superior al modelo tradicional de junta inspectora civil. Las juntas inspectoras investigan denuncias individuales. Este método se concentra en los síntomas e ignora las causas de mala conducta policial. El modelo de auditoría se concentra en las causas, que con frecuencia provienen del fracaso de las autoridades administrativas de implementar políticas y procedimientos buenos para regir la conducta de los oficiales.

Al concentrarse en las causas de la mala conducta policial más que en sólo los problemas que surgen de políticas y prácticas malas. Gracias al ejemplo dado por la Comisión Asesora Especial de Los Ángeles, otras jurisdicciones estadounidenses han creado cuerpos siguiendo el modelo de auditoría para la supervisión, que incluyen la Oficina de Responsabilidad Profesional de Seattle, la Comisión Supervisora Independiente de Denver y la Inspectoría Independiente de Policía de Portland (Oregon).

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html)

Un policía le toma las huellas dactilares a una niña (Corbis)

Una niña registra sus huellas dactilares dentro de una campaña de prevención contra el crimen, en Texas, Estados Unidos.