DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Artículos más recientes

SIDA 2012: Muchas esperanzas de vacuna, avances para madres y niños

Por Charlene Porter | Staff Writer | 26 julio 2012
Chewe Luo y Barton Haynes (AP Images)

El Dr. Barton Haynes, del Centro para Vacuna Inmunológica de VIH/SIDA, derecha, conversa con la Dra. Chewe Luo, de UNICEF, en la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA.

Washington — Una audiencia ansiosa de escuchar buenas noticias las escucharon el 25 de julio en la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA, realizada en Washington. El doctor Barton Haynes, miembro de un círculo de investigadores que buscan una vacuna para el SIDA, dijo que con sus colegas tiene más energía que nunca en su trabajo.

“El campo de la vacuna para el VIH ha recibido nuevo vigor. Estamos trabajando mucho. Estamos colaborando unos con otros, y estamos tratando este problema como una emergencia mundial”, dijo Haynes.

Como profesor de medicina e inmunología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke Haynes ha estado en busca de una vacuna para el SIDA desde hace 25 años.

La causa para el reciente entusiasmo en ese campo, dijo, es el descubrimiento de un nuevo tipo de anticuerpo que posiblemente tenga más “potencia” que cualquier otro que se haya visto hasta el momento en la batalla contra el VIH.

“Una de las cosas que la ha dado tanta energía a este campo es el descubrimiento de toda una serie de anticuerpos ampliamente neutralizantes, que se ligan en los sitios vulnerables de la envoltura que cubre al VIH, el llamado “tendón de Aquiles” de la envoltura, aseveró Hayes.

Hayes es también es director del Centro para Vacuna Inmunológica de VIH/SIDA (CHAVI), financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. El consorcio reúne a investigadores de seis universidades y centros académicos médicos, para enfocar lo mejor del conocimiento de Estados Unidos, para superar las trabas inmunológicas claves que han brumado a los científicos por tanto tiempo.

Uno de esos problemas es la rara capacidad de mutación del VIH, de reinventarse en otro tipo viral, antes que el sistema inmunológico pueda producir un anticuerpo, que pueda destruirlo o inhibir su efectividad y virulencia.

Por esa razón Haynes compara el VIH a la carrera armamentista por su capacidad para eludir a los investigadores, atacar al cuerpo y perpetuarse por en maneras nuevas y letales.

“Un país fabrica una bomba. Otro país fabrica una bomba más grande. El primer país fabrica una bomba mucho más grande; el segundo país responde con otra bomba”, afirmó Hayes. “Más grande y más grande, y sigue así y sigue así”.

El VIH sigue ese patrón de mutación en 80 a 85 por ciento de las personas infectadas. Pero en otro 10 a 15 por ciento los investigadores han hallado una respuesta más robusta, que produce un anticuerpo más poderoso. Los investigadores están rastreando a algunos de esos sujetos raros, observando cómo se desarrollan esos anticuerpos, con la esperanza de conocer mejor las mutaciones de supervivencia del VIH.

Haynes aseveró que mantener la vigilia en la evolución del virus en esos pacientes puede generar “un mapa para que los vacunólogos” comprendan la extraña capacidad de algunos individuos para producir anticuerpos efectivos contra el VIH.

Producir una vacuna que proteja a las poblaciones del contagio del VIH demandará “estrategias completamente nuevas de diseño de vacunas, que no han sido utilizadas hasta hoy para vacunas”, agregó Haynes.

El desarrollo de una vacuna ocurre también en un segundo frente, trabajando en base a una prueba marginal exitosa de una vacuna en Tailandia. Esa prueba, de la que se informó en 2009, demostró una leve protección de más del 30 por ciento en la tasa de protección en los sujetos vacunados. La investigación continúa para lograr un mejor análisis sobre cómo la vacuno produjo los buenos resultados en ese grupo.

AVANCES MUNDIALES PARA LA MUJER Y LOS NIÑOS

El lema de la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA “Juntos cambiando el rumbo”, escogido por su principal patrocinador, la Sociedad Internacional para el SIDA, y copatrocinadores como la Red Mundial de Personas que Viven con SIDA y la Comunidad Internacional de Mujeres con VIH/SIDA.

El coordinador mundial de Estados Unidos para el SIDA, Eric Goosby, destacó la importancia de asegurar que las mujeres y los niños estén incluidos en el cambio de rumbo.

“Los datos más recientes son favorables y son un testimonio a la dedicación y el trabajo incansable que se realiza para eliminar factiblemente nuevas infecciones pediátricas”, dio Goosby, que también dirige Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA (PEPFAR). “Estados Unidos está comprometido a trabajar con los países para tener éxito en esta misión y lograr la meta de tener una generación libre del SIDA”.

Los datos surgen del Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA (UNAIDS), que pocos días antes de que comenzara la conferencia publicó un censo mundial sobre el SIDA. Las nuevas infecciones entre los niños disminuyeron mundialmente en 24 por ciento desde 2009.

El proveer Terapia Antirretroviral (ART) las madres embarazadas y positivas con VIH ha sido una iniciativa clave para lograr ese cambio, con la ampliación de esos servicios a casi el doble entre 2009 y 2011.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton se siente especialmente orgullosa por la contribución de Estados Unidos para la protección de las madres y sus hijos.

“En el primer semestre de este año fiscal hemos llegado a más de 370.000 mujeres mundialmente”, dijo Clinton en el discurso que pronunció en la sesión del 23 de julio. “Estamos en rumbo para lograr la meta de PEPFAR, de atender a un millón y medio de mujeres adicional para el año próximo”.

Trabajando con UNAIDS, PEPFAR busca ampliar el tratamiento para las madres que lo necesitan y reducir a cero el contagio del SIDA de madre a hijo para el año 2015.