DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Artículos más recientes

Informe sobre el clima: Temperaturas más altas y acontecimientos extremos en 2010

Por Charlene Porter | Redactora | 01 julio 2011
Una imagen del globo muestra distintas temperaturas (NOAA)

Las secciones en rojo en esta imagen indican dónde han aumentado las temperaturas en las últimas décadas.

Washington -- El año 2010 fue uno de los dos años más cálidos que se han registrado, según indica una evaluación compilada por casi 370 científicos en 45 países. La Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos (NOAA) publicó el 27 de junio el informe anual Estado del Clima 2010.

Las conclusiones presentan "múltiples indicadores y la misma conclusión final", según dice un documento informativo de la NOAA. "Señal consistente e inconfundible desde la cima de la atmósfera hasta el fondo de los océanos: El mundo continúa calentándose".

El informe compilado por la NOAA junto con la Sociedad Meteorológico Estadounidense rastrea 41 indicadores diferentes del clima, inclusive temperaturas (tanto en las partes más bajas como en las más altas de la atmósfera), precipitación, gases de efecto invernadero, humedad, y hielo de mares y glaciares.

"Continuamos rastreando cuidadosamente estos indicadores," dijo Thomas R. Karl, director del Centro Nacional de Datos Climáticos de la NOAA, "porque está bastante claro que no se puede asumir que el clima del pasado pueda representar el clima del futuro".

La temperatura del aire fue la segunda más caliente que se ha registrado, según indican los datos, y el calentamiento del Ártico sucedió a una tasa de casi el doble de la de latitudes más bajas.

Dos de las tendencias principales del clima del planeta crearon condiciones para acontecimientos climáticos extremos en varios lugares en 2010. El año empezó con el modelo cálido de El Niño en el océano Pacífico, pero para el mes de julio éste hizo la transición a su "hermana fría”, La Niña, lo que creó actividad de ciclones por debajo de lo normal en la cuenca del Pacífico sin el calor del océano que impulsa vientos giratorios violentos. Sin embargo, La Niña envió a Australia en la primavera lluvias sin precedentes, las tormentas más severas registradas allí en más de un siglo.

La oscilación ártica entró en lo que se conoce como su "fase negativa" en 2010. Esto significa que el aire ártico frío se desplazó hacia el sur más de lo normal, y como resultado de ello algunas ciudades de América del Norte agregaron nuevas cifras record a sus registros de nieve y hielo. Más al sur, las ciudades acostumbradas a inviernos templados tuvieron también un frío inusual. La misma condición meteorológica dio a Gran Bretaña su invierno más frío en más de 30 años y condiciones árticas a otras partes de Europa.

Las condiciones climáticas de 2010 produjeron también derretimiento del Ártico, lo que redujo el hielo de mar en el punto más septentrional del mundo a un nivel extraordinariamente bajo. El derretimiento glacial en Groenlandia redujo las capas de hielo a una tasa no vista desde 1958, y los glaciares alpinos se redujeron por vigésimo año consecutivo.

Sin embargo en Antártida las cosas fueron distintas, ya que el volumen medio de hielo del mar alcanzó una cifra máxima sin precedentes como resultado de un modelo de variabilidad atmosférica inusual llamado oscilación antártica, que mantuvo frío el aire en el sur.

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/esp )