DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Artículos más recientes

Un poema para el presidente electo Barack Obama

Elizabeth Alexander leerá un poema durante la ceremonia presidencial

Por Elizabeth Kelleher | Redactora | 16 enero 2009
La poetisa Elizabeth Alexander.

La poetisa Elizabeth Alexander.

Washington – Elizabeth Alexander no piensa dar ningún anticipo de los versos que está escribiendo para leerlos durante la toma de posesión del presidente electo Barack Obama.

“No quiero malograrlo, ni seguir hablando de ello”, dijo.

Sin duda Alexander estará nerviosa. Solo en tres ocasiones anteriores se le ha pedido a un poeta que lea sus versos en la ceremonia. “No quisiera tener los nervios que tendrá ella” dijo su padre, Clifford Alexander.

Como en casos anteriores, hay simetría geográfica entre la poetisa y el presidente electo que la eligió. Robert Frost y el presidente Kennedy eran defensores acérrimos de Nueva Inglaterra. Maya Angelou y Miller Williams son dos poetas con raíces en Arkansas, estado natal del presidente Clinton. Alexander y Obama son amigos desde sus días de facultad en la Universidad de Chicago.

Pero las anteriores raíces de Alexander son el futuro de Obama.

“Retorno a casa”, dijo la poetisa. Desde la edad de dos años hasta la universidad, Alexander vivió en la capital del país. “Se aprende algo por ósmosis cuando uno se cría donde se redactan leyes, donde uno ve cómo funciona el sistema de gobierno, donde los magníficos museos son gratuitos y el arte es el centro de la vida”.

En 1963, los padres de Alexander la llevaron en cochecito al monumento a Lincoln para presenciar el discurso de Martin Luther King “Tengo un sueño”. Su padre no pudo quedarse y dejó a su esposa, Adele, con la niña, para acudir a su trabajo en la Casa Blanca del presidente Kennedy. “Me contaron esa historia en mi juventud” dijo la poetisa. Fue “un momento para responder a una justicia más grande”, volver a contar la historia “fue una transición fluida a los valores de mi familia”.

El regreso de Alexander a Washington, a la edad de 46 años, para leer sus versos al primer presidente negro concluye una época.

La raza ha sido un tema recurrente en sus escritos y su enseñanza. Alexander es directora del Departamento de Estudios Afroamericanos de la Universidad de Yale. Estuvo entre los primeros profesores de los talleres Cave Canem para poetas negros.

Los contenidos que explora Alexander transcurren a través de los siglos, desde los buques de esclavos hasta la época de la Depresión económica y los disturbios raciales. La “Venus de Hottentot” es una descripción poética de la miseria que padeció Saartjie Baartman, una mujer sudafricana cuyos atributos sexuales fueron expuestos en espectáculos feriales de Europa a principios de 1800. Baartman murió en 1816 a la edad de 26 años y partes de su cuerpo fueron expuestas en un museo de París hasta 1974. En 2002, después de una solicitud de Nelson Mandela, sus restos fueron devueltos a Sudáfrica para su entierro.

En declaraciones acerca de la obra de Alexander, Grace Cavalieri, anfitriona de la serie de radio The Poet and the Poem (El poeta y el poema) dijo: “Puedo tomar cualquiera de sus poemas y utilizarlos para instruir sobre la raza. Habla sobre cuestiones de raza con valentía y elegancia”.

Su libro para niños, Miss Crandall’s School for Young Ladies and Little Misses of Color (La escuela de la señorita Crandall para jóvenes y señoritas de color) describe una escuela que es objeto de ataques –alguien envenena el pozo, se provocan incendios – hasta que es cerrada. El libro está escrito con una serie de sonetos. Alexander asume el control de los episodios alarmantes a través de la forma.

“Ella no es una víctima”, dice el poeta Toi Derricotte. “En su poesía, las personas negras son supervivientes”.

En Un poema para Nelson Mandela, Alexander escribe: “mi vida es negra y repleta de fortuna”.

Normalmente, la lectura de poesía, por un poeta respetado en Washington atrae a un par de cientos de oyentes. Pero el 20 de enero, es posible que Alexander lea su poema ante mil millones de personas. En declaraciones sobre si hará uso de la palabra en nombre de su raza, en nombre de los poetas, o en nombre de todos los estadounidenses, o si dirigirá sus palabras a los amantes de la poesía, o a los políticos, su padre dijo: “No le impongan demasiados destinatarios. No se puede hacer de todo con pocas estrofas. Lo que salga es lo que está en su corazón”.

Los versos de Alexander no se extralimitan. En Today’s News (Noticias de hoy), escribe:

No quería escribir un poema que dijera ‘ser negro

es’, porque sabemos mejor que nadie

que no somos una, ni diez, ni diez mil cosas ...

La elección de su amigo ha hecho recordar a Alexander al gran poeta estadounidense Walt Whitman, que fue amigo del presidente Abraham Lincoln. “En los últimos días de la campaña de Obama”, dijo Alexander, “escuché los versos de I hear America Singing (Escucho a América cantar), de Whitman:

Oigo a América cantar, escucho los diversos villancicos,

los de los mecánicos, cada uno cantando el suyo como debe de ser, alegre y fuerte,

el carpintero cantando el suyo mientras mide su tabla o viga,

el albañil cantando el suyo mientras se prepara para el trabajo, o sale del trabajo.

“La diversidad de voces de todos estos grupos distintos de personas que, juntos, querían dirigirse en la misma dirección, es como el trabajo de tanta gente que quería hacer realidad la elección de Obama”, dijo la poetisa.

Agregó que el lenguaje claro y resonante que los poetas Gwendolyn Brooks, W.H. Auden y Robert Hayden utilizaron para referirse a un momento histórico también entra “en la conversación”, según escribe.

Ethelbert Miller, poeta y directora de estudios afro estadounidenses en la Universidad de Howard en Washington, espera de Alexander un poema de toma de posesión bien elaborado, aunque quizás no una lectura tan dramática como la de Maya Angelou en 1993. “A menos que el viento se lleve el sombrero de Alexander, no recordaremos la lectura”, dijo. “Debe ser el poema el que se luzca, y no una actuación”.

En cuanto a los temas de su poesía, Alexander –traducida al español, alemán, italiano, árabe y bengalí– habla acerca de un Estados Unidos multicultural.

Unos versos de Today’s News (Noticias de hoy) rezan:

Elizabeth: ésta es tu vida. Ponte de pie y busca color,

busca color en todas partes.

“Hemos pasado de los estados rojos y azules al ‘color en todas partes’”, dijo Miller.

  • Palabras clave: