DCSIMG
Skip Global Navigation to Main Content
Artículos más recientes

El SIDA como arma biológica

Hay quienes dicen que Estados Unidos fabricó el virus del SIDA

14 enero 2005

Cuando el Síndrome de InmunoDeficiencia Adquirida (SIDA) fue identificado por primera vez a principios de la década de 1980, su origen era un misterio. De pronto surgía una nueva y mortífera enfermedad, sin ninguna explicación evidente de su causa. En tal situación, era natural que se desencadenaran falsos rumores e informaciones equívocas, y los especialistas soviéticos en desinformación aprovecharon el hecho, junto a las conclusiones de quienes elaboraron teorías conspiratorias para dar forma a esta breve pero efectiva campaña de desinformación sobre el tema.

El comienzo de la mala información y de la desinformación

En marzo de 1992, el entonces jefe de la inteligencia rusa y después primer ministro, Yevgeni Primakov admitió que la KGB, el servicio de desinformación soviético había elaborado la falsa historia de que el virus del SIDA había sido creado en un laboratorio militar estadounidense como arma biológica. El periódico ruso Izvestiya informó el 19 de marzo de 1992 lo siguiente:

“Primakov mencionó los bien conocidos artículos publicados hace algunos años en nuestros principales periódicos sobre el supuesto de que el SIDA fuera creado en laboratorios secretos del Pentágono. Según Yevgeni Primakov, los artículos que denunciaban los ‛artísticos’ complots científicos estadounidenses, fueron fabricados en oficinas de la KGB”

Los soviéticos terminaron abandonando la campaña de desinformación del SIDA dada la presión ejercida por el gobierno estadounidense en agosto de 1987.

El verdadero origen del SIDA

A mediados de la década de 1980 había todavía considerable confusión sobre cómo había surgido el SIDA, aunque los científicos universalmente estaban de acuerdo en que la enfermedad tenía causas naturales y no era creada por el hombre. En los años siguientes la ciencia ha avanzado mucho para resolver este misterio. Hoy existen sólidas pruebas científicas de que el virus del SIDA se originó como la subespecie de un virus que infecta comúnmente a los chimpancés de la zona oeste ecuatorial de África, los pan troglodytes troglodytes. Un artículo publicado en la edición de 4 de febrero de 1999 de la revista Nature, titulado “Origen de VIH-1 en el chimpancé pan troglodytes troglodytes” (Origin of HIV-1 in the chimpanzee Pan troglodytes troglodytes), explica cómo los científicos utilizaron análisis de mitocondrias ADN para determinar que “todas las cepas VIH-1 que se sabe que infectan al hombre” están relacionadas con un síndrome de inmunodeficiencia en los simios (SIV) que se encuentra en el chimpancé Pan troglodytes troglodytes. El artículo también destaca que el área natural de los chimpancés Pan troglodytes troglodytes “coincide precisamente con las áreas endémicas con VIH-1”. El menos común VIH-2, que también causa SIDA, se ha determinado previamente que se relaciona con un virus que infecta a otro primate africano, el mangabeye gris.

Beatrice Hahn, de la Universidad de Alabama, y sus colegas descubrieron este hecho tras analizar sangre congelada y muestras de tejidos de cuatro chimpancés, incluyendo una chimpancé de laboratorio llamada Marilyn, que había muerto en 1985. Las pruebas modernas de reacción de VIH no existían entonces y las muestras de tejidos y sangre de Marilyn no fueron redescubiertas hasta 1998, cuando se hizo posible el nuevo análisis.

Hahn y sus colegas calculan que el SIV pudo estar en los chimpancés Pan troglodytes troglodytes durante varios cientos de años. Aunque no se puede saber con certeza cómo llegó el virus a los humanos, la caza de chimpancés como alimento, que es común en la zona oeste ecuatorial de África, puede haber sido una fuente del contagio de los chimpancés a los humanos

Otros descubrimientos científicos datan en 1959 el más antiguo caso humano conocido de VIH. El artículo de 5 de febrero en la revista Nature “Una secuencia africana de VIH-1 de 1959 y sus implicaciones en el origen de la epidemia” (An African HIV-1 sequence from 1959 and implications for the origin of the epidemic) revela que una muestra de plasma obtenida a principios de 1959, procedente de un adulto bantú que vivía en lo que hoy es Kinshasa, República Democrática del Congo (RDC), había dado positiva en pruebas de VIH-1.

En el año 2000 científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos utilizaron sus potentes supercomputadoras para analizar las relaciones entre las distintas cepas de VIH-1. Sus cálculos mostraron que el virus principal de VIH-1 se estableció entre los humanos posiblemente en la década de 1930, como explicaba el artículo de 8 de junio de 2000 publicado en la revista Science titulado “Contabilizando a los antecesores de las cepas pandémicas VIH-1” (Timing the Ancestor of the HIV-1 Pandemic Strains).

“Por tanto, aunque el virus de inmunodeficiencia parece haber existido en los simisio durante largos períodos de tiempo en los chimpancés Pan troglodytes troglodytes, no llegó a ser una pandemia entre los humanos sinó recién en l siglo XX. La modernización y la urbanización en la zona oeste ecuatorial de África, a principios de la década de 1900 puede haber contribuido al crecimiento de la pandemia de SIDA. Entre 1900 y 1961, la población de lo que hoy es Kinshasa (RDC) aumentó unas 100 veces, pasando de pocos miles en 1900 a 420.000 personas en 1961. Este crecimiento exponencial en la urbanización y los desajustes en la vida rural tradicional pudieron crear las condiciones conducentes al contagio del SIDA. Tales posibilidades se exploran en mayor profundidad en el artículo ‛¿Se originó el VIH tipo 1 en el África colonial ecuatorial francesa?’ (Origin of HIV Type 1 in Colonial French Equatorial Africa?), publicado en el cuaderno de investigación sobre el SIDA y los retrovirus humanos AIDS Research and Human Retroviruses (volumen 16, número 1, 2000, págs. 5-8).”

Por lo tanto, queda claro que:

• VIH-1, el virus que causó la pandemia del SIDA, no pudo ser fabricado puesto que hay pruebas fehacientes de que el SIDA ha existido en los seres humanos al menos desde 1959 y existen análisis científicos que muestran su probable presencia incluso hace 75 años, mucho antes de que los humanos tuvieran los medios para crear microbios a través de la ingeniería genética.

• VIH-1 está relacionado muy de cerca con un virus similar hallado en chimpancés de la zona oeste ecuatorial de África.

• La evidencia científica indica que el virus VIH-1 resultó del contagio entre especies, como ocurre en otras enfermedades humanas tales la gripe, la peste, la tuberculosis y muchas otras enfermedades, en particular porque estas especies de virus tienen una especial inclinación a mutar frecuentemente, lo que facilita que se alojen en el organismo humano.

• La situación social y económica en la zona oeste ecuatorial de África cambió mucho durante el siglo XX, lo que puede explicar porqué la pandemia de SIDA apareciera ese momento y no antes.

El Servicio Noticioso desde Washington es un producto de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http//usinfo.state.gov/esp)

  • Palabras clave: